Make your own free website on Tripod.com

Citas Bíblicas

Proverbios 3:  1Hijo mío, no te olvides de mi Ley, y que tu corazón guarde mis mandamientos, 2 porque muchos días y años de vida y de paz te aumentarán. 3 Nunca se aparten de vos la misericordia y la verdad: atalas a tu cuello, escribilas en la tabla de tu corazón 4 y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres. 5 Confía en Jehová con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia. 6 Reconocelo en todos tus caminos y él hará derechas tus veredas. 7 No seas sabio en tu propia opinión, sino temé a Jehová y apartate del mal, 8 porque esto será medicina para tus músculos y refrigerio para tus huesos.

SALMO 4:  1¡Respóndeme cuando clamo, Dios, justicia mía! Cuando estaba en angustia, Vos me diste alivio. Ten misericordia de mí y oye mi oración. 8 En paz me acostaré y asimismo dormiré, porque sólo Vos, Jehová, me haces vivir confiado.

SALMO 5: 12 Vos, Jehová, bendecirás al justo; como con un escudo lo rodearás de tu favor.

SALMO 6: 1 Jehová, no me repréndas en tu enojo, ni me castigués con tu ira. 2 Ten misericordia de mí, Jehová, porque estoy enfermo; sáname, Jehová, porque mis huesos se estremecen. 3 Mi alma también está muy turbada; y Vos, Jehová, ¿hasta cuándo? 4 Volvete, Jehová, libra mi alma. ¡Salvame por tu misericordia!, 5 porque en la muerte no hay memoria de Vos; en el seol, ¿quién te alabará? 6 Me he consumido a fuerza de gemir; todas las noches inundo de llanto mi lecho, riego mi cama con mis lágrimas. 7 Mis ojos están gastados de sufrir; se han envejecido a causa de todos mis angustiadores.

SALMO 91: 1El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. 2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré. 3 Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. 4 Con sus plumas te cubrirá y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y protección es su verdad. 5 No temerás al terror nocturno ni a la saeta que vuele de día, 6 ni a la pestilencia que ande en la oscuridad, ni a mortandad que en medio del día destruya. 7 Caerán a tu lado mil y diez mil a tu diestra; mas a vos no llegarán.

SALMO 145:  1 Te exaltaré, mi Dios, mi Rey, y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre. 2 Cada día te bendeciré y alabaré tu nombre eternamente y para siempre. 3 Grande es Jehová y digno de suprema alabanza; su grandeza es insondable.

Romanos 1:  16No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación de todo aquel que cree, del judío primeramente y también del griego, 17pues en el evangelio, la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

Romanos 2:  1Por eso sos inexcusable, hombre, vos que juzgas, quienquiera que seás, porque al juzgar a otro, te condenás a vos mismo, pues vos, que juzgas, haces lo mismo. 2Pero sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas es según la verdad. 3Y vos, hombre, que juzgas a los que hacen tales cosas y haces lo mismo, ¿pensas que escaparás del juicio de Dios? 4¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y generosidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento? 5Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para vos mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, 6el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: 7vida eterna a los que, perseverando en hacer el bien, buscan gloria, honra e inmortalidad; 8pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia. 9Tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, sobre el judío en primer lugar, y también sobre el griego; 10en cambio, gloria, honra y paz a todo el que hace lo bueno: al judío en primer lugar y también al griego, 11porque para Dios no hay acepción de personas.

1 Corintios 1: 10Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y un mismo parecer.

17No me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo.

Isaías 29:  15 ¡Ay de los que se esconden de Jehová encubriendo sus planes, y sus obras las hacen en tinieblas, y dicen: ¿Quién nos ve, y quién nos conoce?. 16 Vuestra perversidad ciertamente será reputada como barro de alfarero. ¿Acaso la obra dirá de su hacedor: «No me hizo»? ¿Dirá la vasija de aquel que la ha formado: No entiende?.